javier

Javier Jahncke, Secretario Ejecutivo de la RED MUQUI

Corani (Puno), Mina Justa (Marcona/Nazca en Ica), Quellaveco (Moquegua), Michiquillay (Cajamarca). El mensaje del Presidente Kuczynski nos trajo el anuncio de nuevos proyectos mineros confirmando que seguimos dependiendo sólo de una actividad económica como eje de nuestra economía, ¿Hasta cuándo? ¿Por qué no podemos enlazar un verdadero programa de diversificación económica en el país, que impulse verdaderamente -y no sólo con paliativos- actividades económicas como la agricultura? especialmente la agricultura familiar a cargo de nuestras comunidades campesinas, de las que depende nuestra canasta familiar a nivel nacional.

Sólo el 7% de nuestro territorio nacional está dedicado a la agricultura de consumo que aporta a la canasta familiar, y ese territorio, que es fundamentalmente de las comunidades campesinas, no está protegido de actividades como la minería, así como de su crecimiento, impactos ambientales y afectaciones a la salud humana.

Otra actividad importante que debe priorizarse es el turismo sostenible, en un país de riqueza cultural e histórica inmejorable como el nuestro. Debiera aprovecharse con mayor apoyo, pero ahora se eliminan los Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) para pririzar los proyectos mineros, gracias a los decretos legislativos emitidos en el gobierno del señor Kuczynski.

En su mensaje, usted ha hablado de formalización, señor Kuczynski. De hecho, hay toda una campaña del gobierno para impulsarla. Estamos de acuerdo, sin embargo, no podemos formalizar todo de la misma manera. No podemos formalizar la actividad minera informal actual como está. Los decretos legislativos que su gobierno dictó a fines del año pasado, permiten que solo con “declaraciones juradas” los mineros informales presenten un instrumento de gestión ambiental para la formalización minera (IGAFOM): un papel en el que se limitan a indicar sus acciones, y aseguran que cuentan con los supuestos permisos que el propietario del suelo les habría dado para realizar actividad minera.

Saltan varias preguntas: ¿quién da ese permiso?, ¿quién revisa su formalidad? ¿quién da seguimiento al cumplimiento posterior de presentarlo? Es decir, basta con “formalizar” y no interesan los impactos ambientales, ni sociales y mucho menos los que se generan en la salud de las personas. ¿Así se formaliza en minería para recibir más ingresos?

Sobre medio ambiente, Kuczynski mencionó que “el lago más grande del Perú está contaminado por relaves mineros”. Es bueno que lo reconozca señor Kuczynski, pues la minería formal e informal ha afectado fuentes fundamentales como el Lago Titicaca (Puno) y el Lago Chinchaycocha o Junin (Junin), y otros tantos ríos y recursos hídricos a nivel nacional. Precisamente la minería ilegal ha arrojado históricamente sus relaves sin procesamiento.

Y usted, señor presidente, sabe que una de las protestas que se siguen sumando en Puno, se deben al incumplimiento de promesa electoral que incluía la construcción de pozas de oxidación para procesar el agua residual que llega al lago. Entonces, nos preguntamos, ¿dónde están los movimientos "políticos" o "terroristas" que supuestamente promueven estas protestas sociales, si es su incumplimiento el que las genera?

Usted menciona que “entonces hay que reducir los impactos ambientales” y nos preguntamos, ¿cómo?, si su propio gobierno promulga decretos legislativos que han reducido los estándares de calidad ambiental (ECA) para aire en doce veces más, ¿para qué?, para hacer posible la venta del Complejo Metalúrgico de La Oroya, que el miércoles 26 de julio nuevamente declaró desierta la tercera subasta para su compra. Ninguna empresa nacional ni extranjera -ni siquiera los chinos- quieren ser responsables de reactivar un complejo que afecta la vida y salud de las personas.

En todo caso, busquemos alternativas de desarrollo sostenibles para quienes necesitan un puesto de trabajo en La Oroya, pero no atentemos contra de la salud y vida de las personas de esa localidad, que es una de las 10 ciudades más contaminadas del mundo.

Esa misma norma de los ECAs de aire, hace posible también el funcionamiento de la refinería de Ilo de la empresa Southern. Se emiten normas que no son para el beneficio de todas y todos los peruanos.

Un interesante mensaje dentro del discurso del presidente ha sido “dignificar a las rondas campesinas”. Justamente, nacieron para asumir la seguridad y para dictar justicia sobre los temas de su competencia, en aquellas zonas donde el Estado no podía –y aún no puede- llegar.

En ese sentido, ha sido importante el avance del actual presidente del Poder Judicial, Duberli Martínez. Pues, como huancabambino (Huancabamba, Piura), conoce cómo es que en su tierra natal funcionan las rondas. Para el gobierno -y los últimos gobiernos- aquellas personas y organizaciones incluidas las rondas, que defienden sus derechos y sus territorios de la imposición de la actividad minera sin consulta previa, por ejemplo, sí son ‘antimineros’, ‘antidesarrollo’, ‘perros del hortelano’.

Ojalá cambiara su perspectiva de las cosas, pero con viceministros como el señor Fernández-Concha como encargado de la Gobernanza Territorial en la PCM, y su vinculación directa con empresas mineras, solo queda la perspectiva de que los conflictos socioambientales responden a ‘conspiración’ e ‘intereses políticos’. No se quieren ver los problemas de fondo como: el olvido, la marginación histórica, la falta de consulta para las decisiones, la imposición, la falta de apoyo para las actividades económicas sostenibles.

Fortalecer el rol del Ministerio de Salud (MINSA) es fundamental. No funciona como debe funcionar...” reconoció en su mensaje, señor Kuczynscki. Usted prioriza la minería, pero no se interesa por los impactos en la salud de las personas que ésta genera, ¿Quién asume el pago de los tratamientos? ¿No deberían ser las propias empresas mineras las que asuman esta la responsabilidad? ¿No deberían ser los países de origen de estas empresas mineras, los que deben exigirles que cumplan los mismos estándares y normas de sus países?

Somos los(as) peruanos(as) quienes asumimos los costos de la minería, ¿Cuál es el verdadero aporte de la minería? ¿Existiría alguno si finalmente asumiera sus responsabilidades de atención a la salud de las personas afectadas, la remediación de todos los pasivos ambientales, los impactos en las actividades económicas de las poblaciones y comunidades locales donde opera?

Hace unas semanas los pobladores de Simón Bolívar (Cerro de Pasco, Pasco) tuvieron que llegar a Lima a encadenarse en la puerta del MINSA, después de muchas reuniones infructuosas y compromisos no asumidos. Solo así pudieron exigir la atención en salud de sus hijos(as) afectados por metales pesados, producto de la contaminación minera y su falta de remediación de sus pasivos ambientales. ¿Acaso se deben seguir tomando esas iniciativas para poder obtener respuesta de su gobierno, señor mandatario?

"El agua será legado de este gobierno". Usted ha ofrecido que el 84% de las zonas rurales tendrán agua y desagüe. Habría que recordarle, ¿De dónde va a venir el agua que ofrece si nuestras cabeceras de cuenca y ecosistemas que captan los recursos hídricos están en serio riesgo y, en gran medida, ya contaminados por la minería?

Los empresarios mineros suelen decir que sólo utilizan el 1% del agua disponible. Entonces, ¿por qué siguen buscando y priorizando la operación de proyectos mineros en cabeceras de cuenca donde están las nacientes de los ríos y se depositan nuestras reservas de agua? Es porque es un elemento fundamental para el proceso minero, para la explotación, beneficio (procesamiento), y transporte (mineroductos).

La minería asegura que reutiliza el agua, pero este ciclo no se puede repetir indefinidamente, deben renovarla, y la producción exige también grandes dimensiones de agua, lo cual afecta su cantidad (acceso al agua) y calidad (el agua usada en minería está contaminada). Nos gustaría saber si el señor Kuczynki utilizaría agua procesada de la actividad minera para llenar sus bidones de consumo directo en palacio de gobierno, ¿Por qué poblaciones que habitan en zonas mineras sí deben hacerlo?

Se hace necesario proteger nuestras cabeceras de cuenca y los ecosistemas frágiles que generan y captan recursos hídricos. No es suficiente que solo sean intangibles nuestros Parques Nacionales y Santuarios Naturales. Deben limitarse las concesiones mineras y los proyectos a zonas que no afecten el acceso al agua y su captación. La ley del derecho humano al agua sólo exige que las personas tengan agua en casa, mas no protege las fuentes de donde viene. Y requerimos protección para los páramos, bosques de neblina, bofedales y otras fuentes hídricas, sino no se puede asegurar el derecho humano al agua.

El mandatario no olvidó “Fortalecer a las empresas de agua potable. Seguirán siendo públicas”. Le recordamos que uno de los decretos dictados en su gobierno, ha establecido que estas Empresas Prestadoras de Servicios (EPS), ahora tendrán un régimen de sociedades con acciones que se pueden vender a otros ‘intereses económicos’.

Con ello, se estaría permitiendo la privatización del recurso hídrico, lo que constituye un grave riesgo para los(as) peruanos(as), porque más allá de que las EPS no estén funcionando bien, su rol es brindar un servicio, no lucrar con ello en beneficio propio o de terceros. Usted presidente dice una cosa en su mensaje, pero las normas que su gobierno ha emitido, y que el Congreso ha bendecido, dicen lo contrario.

Finalmente ha presentado ya cinco proyectos de ley señor presidente que han surgido de su reunión con Keiko Fujimori (¿a cambio de que...?). Uno de ellos, es sobre el tratamiento de aguas residuales. Se plantea mayor participación de las Asociaciones Público Privadas (APP) para ello. Recordemos que en los decretos que su gobierno dictó a fines del 2016, usted plantea que se simplifiquen los procedimientos para los vertimientos de aguas residuales. Ya no intervienen las autoridades responsables, ahora sólo se aplican los ECAs y LMP de agua, que justamente acaban de ser flexibilizados también por su gobierno, apenas el 7 de junio.

¿Y quiénes son los beneficiados? las empresas que se dedicarán al negocio, sin embargo, aquellas personas que utilizan las aguas afectadas para sus actividades económicas o para consumo humano, ¿Cómo quedan? ¿Usted va a facilitar el consumo humano de esas aguas contaminadas? ¿Así va a favorecer el acceso a agua para más peruanos(as) en esas condiciones? Acaso, ¿Las inversiones no son para mejorar la calidad de vida de las personas?

Otro de los proyectos que usted mencionó haber presentado este 28 de julio, busca destrabar el ‘acceso a inmuebles’ para la ejecución de obras de infraestructura. Eso suena volver a presentar el derogado Decreto Legislativo N° 1333 que, mediante el APIP, buscaba facilitar aún más el acceso a predios; en especial a los territorios de comunidades campesinas, en relación con la Ley N°30230.

Después de su reunión con Keiko Fujimori, ¿Seguirá la velada idea de desaparecer las comunidades campesinas? ¿Es así que se pretende mejorar la calidad de vida de las personas en el Péru?

grupoperucop20

 

CARTA ABIERTA

Señor Presidente de la República:

Saludamos que en su primer discurso presidencial haya sido ambicioso en relación a la mejora de las condiciones y servicios de Salud y Educación. Sin embargo, notamos ausencias que generan preocupación en algunos colectivos y organizaciones de la sociedad civil, como los nuestros, sobre temas que giran en torno al Medio Ambiente y Cambio Climático. Entre estas ausencias, notamos principalmente las siguientes:

1.   Omisión en su discurso de nuestra reciente ratificación del Acuerdo de Paris, a través del cual el país asume los desafíos de un desarrollo bajo en carbono y del cambio de matriz energética, así como el reto de la adaptación frente al Cambio Climático. Invocamos a que su gobierno garantice el cumplimiento de la meta de reducir 30% de emisiones GEI al año 2030, así como el logro de las metas de adaptación en relación al Agua, Agricultura, Pesquería, Bosques y Salud consignadas en la Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional (INDC) presentada ante la Convención Marco de Naciones Unidas frente al Cambio Climático (CMNUCC). Asimismo, instamos a que se asignen los recursos necesarios para su implementación, con miras a fomentar el trabajo digno y la mejora de la calidad de vida de las poblaciones más afectadas por la degradación de sus condiciones de vida y trabajo a consecuencia de la alteración del clima, como los pueblos originarios, agricultores familiares, campesinos, trabajadores y mujeres, con pleno respeto de sus derechos individuales y colectivos.

2.    Ausencia del tema de control y fiscalización en materia ambiental, en contraste con las múltiples alusiones a la necesidad de “destrabar los principales proyectos” de inversión. Recordemos que   en los últimos años se dieron medidas para acelerar la tramitación de la certificación ambiental y reducir las multas por infracciones, que han sido cuestionadas por organizaciones sociales e instituciones de la sociedad civil que advierten que este tipo de medidas debilitan la institucionalidad ambiental, amenazan el desarrollo sostenible y atentan contra los derechos de pueblos originarios y poblaciones vulnerables. Debemos considerar que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) –de la cual el Perú pretende ser parte-  ha advertido que las medidas para acelerar inversiones no deben poner en riesgo el objetivo de protección ambiental.

3.    No tuvo ninguna mención al compromiso de preservar las Áreas Naturales Protegidas (ANP). Si bien es importante el desarrollo de inversiones (infraestructura, industrias extractivas, entre otros) en el Perú, estas deben contar con claros estándares ambientales y sociales.   En ese sentido, dado que la protección, respeto y adecuada gestión de las áreas naturales protegidas son un compromiso internacional y siendo las ANP una inversión del Estado para todos los peruanos porque brindan seguridad alimentaria, hídrica y otros servicios ambientales a poblaciones locales y pueblos indígenas, es importante que no se debiliten las normas e instrumentos actuales que resguardan y gestionan la protección de las ANP de uso directo como indirecto en el Perú.  Las ANP son un compromiso internacional y por ende el Estado debe resguardar su sostenibilidad no realizando actividades que las impacten negativamente. En este sentido, nos preocupa la solicitud de la   Sociedad Peruana de Hidrocarburos para modificar   disposiciones   legales   relativas   a   Áreas   Naturales   Protegidas   que   según   el mencionado gremio “limitan el desarrollo de actividades de exploración y explotación”. Instamos al gobierno a no ceder ante estas presiones.

Asimismo, instamos a su gobierno a derogar el DL 1220 “Decreto Legislativo que establece medidas para la lucha contra la tala ilegal” y normas conexas,- especialmente el DS 010-2016- MINAGRI-,el cual explicita que “se entiende como productos forestales maderables, objeto de tráfico  ilegal,  a  aquellos productos forestales en estado  natural o de  primera transformación...”, esto puede provocar que madera que figura como de “segunda transformación”, no pueda ser incautada, así tenga procedencia ilegal, poniendo en grave riesgo  nuestros  compromisos  internacionales  de  conservación  de  bosques  en  el  TLC  con Estados Unidos. Otro anuncio que   genera preocupación es la iniciativa de construcción de carreteras en la Amazonía, ya que estas vías han sido y son uno de los principales impulsores de la deforestación.

Por otro lado, consideramos que la minería informal e ilegal en la Amazonía es un motor de deforestación que es necesario fiscalizar, por lo que hacemos un llamado a que en el diálogo con los mineros ilegales e informales se priorice la protección de los ecosistemas amazónicos y no  se  ceda  en  la  prohibición  de  estas  actividades  en  zonas  prohibidas  como  las  Áreas Naturales Protegidas y sus zonas de amortiguamiento, o en el uso de maquinaria prohibida como las dragas, o en cuerpos de agua.

4.   Genera confusión la falta de transparencia sobre el necesario fortalecimiento de la Autoridad Ambiental. Instamos a su gobierno a continuar con el proceso de consolidación del Sector Ambiente, garantizando su sostenibilidad financiera y operativa, pues se requiere una Autoridad Ambiental firme y legítima, que articule con las distintas carteras ministeriales, sub sectores, a nivel nacional y sub nacional.

5.   Finalmente, exigimos la dinamización e institucionalización de los espacios de participación de las organizaciones de la sociedad civil en todos los sectores y principalmente en la gestión ambiental. En una democracia participativa, transparente y que rinde cuentas, la puesta en agenda de temas relevantes requiere de la discusión pública entre gobierno y sociedad civil, que facilite la incorporación de las propuestas ciudadanas en las políticas públicas, y no constituya un simple ejercicio de comunicar decisiones.

Lima, 15 de agosto del 2016

GRUPO PERÚ COP

javier 

Por: Javier Jahncke, Secretario Ejecutivo de RED MUQUI

El mensaje presidencial de Pedro Pablo Kuczynski al Congreso al asumir el mando, tuvo fundamentalmente una mirada hacia el 2021, año del bicentenario, pensando en cómo será el país en dicha época.

En esa lógica, el mensaje de "Si a la paz, si a la unión, no al enfrentamiento, no a la división", fue evidentemente dirigido al Fujimorismo, pero también asumo incluyó a quienes afrontan conflictos sociales en diversos lugares del país, por el hecho de defender sus derechos y sus formas de vida y de desarrollo.

Se refirió a la "Libertad, independencia del poder foráneo, igualdad, equidad y fraternidad para todos" como principios que enmarcaron nuestra independencia. Pero aquel poder foráneo aún subsiste, cuando nos mantenemos dependientes de las inversiones y economía externas, de cuyo vaivén seguimos dependiendo al circunscribirnos a producir materia prima, lo que deja el reto de plantear alternativas de desarrollo sostenibles, que consideren las potencialidades locales, el acceso a mano de obra local, pero también los impactos del cambio climático y el respecto por el ambiente y nuestros recursos naturales, así como la visión de las comunidades y población respecto del desarrollo que ellos y ellas buscan.

En esa perspectiva fue interesante que el presidente, al hablar de crecimiento, no lo dejó sólo en el económico, sino que integró el "crecimiento económico y humano", hablando de "una mejor educación y acceso a oportunidades; prevención, cuidado y atención oportuna de salud". En éste caso la mención a la salud y el acceso a ella ha sido importante, pero ello no se condice con declaraciones previas donde expresó su interés de rebajar los estándares ambientales de dióxido de azufre a los niveles de Canadá o Chile, sin considerar el impacto de la actividad minera en la salud, que no sólo requiere atención para tratar síntomas, sino la necesidad de actuar con una politica más amplia de salud pública ambiental, que incorpore el mejoramiento de los factores ambientales como la remediación de los pasivos ambientales y la atención médica especializada a las personas afectadas por la presencia de metales pesados o sustancias tóxicas.

En ese sentido el presidente ha asumido un compromiso con la salud pública en el área rural. "Mi padre me dejo dicho ejemplo, no puedo defraudar su legado", dijo, “sin salud no hay desarrollo”. Es un tema prioritario y pendiente de asumir, en especial en las zonas mineras y de industrias extractivas, para evitar mayor conflictividad social.
Al hablar de un país moderno también se refirió a lograr al 2021 “un país sin discriminación”. “Somos un país milenario y cuna de la civilización. Parte de nuestra historia ha sido despreciada y marginada, eso debe cambiar más rápido y profundamente”, indicó.

Ojalá ello involucre acciones concretas en favor de los pueblos indígenas, comunidades campesinas y nativas, y sean respetados sus derechos al territorio, a la consulta previa, al desarrollo. Los paquetazos normativos, las leyes 30230 y 30327, el D.S. 001-2015-EM, entre otros, son un riesgo para las comunidades, y las declaraciones del Ministro de Economía Alfredo Thorne antes de asumir la cartera, sobre el fomento de titulación individual de tierras de comunidades campesinas que impulsaría, dejan la preocupación de que el actual gobierno se podría valer de éstas normas para agilizar las inversiones, afectando derechos colectivos a las tierras protegidos por la Constitución y normas internacionales como el Convenio 169 de la OIT. Estaremos atentos a la decisiones que se tomen.

Al plantear su visión hacia el bicentenario, mencionó que "Todos los peruanos tendrán acceso al agua potable y desagüe las 24 horas", y si bien es importante priorizarlo, el tema es que se habla de agua, pero no se habla nada de la protección de las fuentes de agua, de las cabeceras de cuenca, ni de los ecosistemas que las captan o generan, ni de acciones frente al cambio climático que tendrá acción directa en dichas fuentes, sin las cuáles sería imposible que el presidente cumpla dicha promesa. Que seguridad hay de tener recursos hídricos suficientes para cumplir con dicha meta, si dichas fuentes están en riesgo o ya contaminadas por actividades mineras o petroleras, o han sido concesionadas para ello. Este es un tema que no está en el Plan de Kuczynski, y que debe ser considerado, incluyendo en ello el Ordenamiento Territorial, que establece que zonas deben ser protegidas y los usos que debe darse en cada caso, que es fundamental para el uso futuro de los recursos.

“Un pueblo educado no se equivoca, defiende sus libertades, busca la paz”, ha dicho el presidente. Si las personas defienden sus derechos y libertades porque tienen educación, quiere decir que aquellas personas que exigen sus derechos en diferentes lugares del país frente a la imposición de la minería, o frente a la afectación de derechos de empresas o del Estado, han avanzado en dichos niveles, y no se les puede tildar de personas utilizadas por ideologías u otros intereses. Por ello es importante el diálogo abierto antes de la imposición, para conocer los problemas de fondo que están detrás de los conflictos, y no pensar que adelantando dinero es como se solucionan los problemas.

El presidente ha indicado que “respetará las normas ambientales” y “las opiniones de los ciudadanos sobre los proyectos”. “Haremos saber a los ciudadanos los detalles de los proyectos” para que entiendan lo que da un proyecto económicamente, y los beneficios que brinda con tributos para el país. “Yo mismo iré a las zonas para explicarlo”. “Vamos a enfrentar conflictos con dialogo y no con enfrentamiento. No nos iremos contra la voluntad del pueblo. Esa es mi promesa”, ha dicho Kuczynski.

A quienes acompañamos la problemática minera en el país, esta mención ha sido importante. En principio saludamos que de anuncie el respecto a opiniones de los ciudadanos sobre los proyectos.

Si nos preocupa que en el caso que “el mismo” se dedique a afrontar los conflictos, que el asuma sus eventuales “derrotas” en las apuestas que realice. Es difícil pensar que no va a hacer los imposible por sacarlos adelante, y los riesgos que ello conlleva en generación de crisis de conflcitividad. Algunos conflictos sociales han generado la “caída” de gabinetes ministeriales, y si el propio presidente lo asume, habrá que ver las consecuencias de ello.

Al respecto no hay que olvidar que días antes de asumir el mando Kuczynski acaba de declarar que se puede destrabar el proyecto minero Tía María en Arequipa, que eso depende de aumentar el área de riego del Valle del Tambo. Habría que ver si eso es lo que esperan los pobladores del Valle del Tambo y de los cuatro distritos de la Provincia de Islay. Por lo pronto, ya se anuncian en la zona nuevas marchas frente al proyecto. También se ha anunciado una próxima conversación con Gregorio Santos, ya libre, sobre el proyecto Conga en Cajamarca.

Estas declaraciones reiteran nuestra preocupación sobre la propuesta de Kuczynski del “adelanto social”, que no es otra cosa que “con plata” se solucionan los problemas. Se necesitan establecer mecanismos de diálogo que permitan escuchar a las poblaciones y comunidades locales, sus agendas y demandas, sin imponer “plazos administrativos”, sino brindar el tiempo necesario, y respetar lo que se acuerde o no al final de dichos procesos.

Otro tema priorizado por el presidente hacia el 2021 es el agro “donde está la mayor cantidad de pobres”. Reconoció que “el agro da alimento a 2/3 partes de la población, y da empleo a 2/3 partes de trabajadores. Apoyar el agro, es darle justicia social a los más pobres”.

Es importante se respalde el agro, pero hay que apoyarlo en perspectiva de ser alternativa de desarrollo a actividades como la minería. El tema es que las tierras dedicadas a dicha actividad deben ser protegidas por el Estado, para evitar sigan siendo tomadas por la actividad minera y otras extractivas, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria. Se debe evitar que nuestras comunidades campesinas, dedicadas a la agricultura fundamentalmente, que brindan alimentos que aportan el 80% de la canasta familiar, y cuya actividad se realiza en el 7% del territorio nacional, vean afectadas las garantías sobre sus tierras y recursos naturales, pues son las que fundamentalmente se dedican a la agricultura familiar y permiten la seguridad alimentaria en el país.

Finalmente, en la visión al 2021, es importante que Kuczynski haya indicado que vislumbra un Perú “reconocido como país donde se respetan los derechos humanos, en especial de las minorías, y donde se cumplen los deberes de los ciudadanos”.

Al respecto, esperaríamos un mayor cuidado en la intervención frente a los conflictos sociales de parte de la policía nacional, y la no intervención de las fuerzas armadas, en tanto no les corresponde. El problema es que sabemos que tenemos normas que criminalizan la protesta social, que permiten la intervención de las fuerzas armadas, y la impunidad de ambas fuerzas cuando provocan muertos y heridos “en ejercicio de su función”.

El riesgo es que se continúe con éste accionar y no se revisen dichas normas, luego de escuchar al congresista Gino Costa, cuyo Viceministro en la cartera de Interior fuera Carlos Basombrío, referirse a la lógica de la “teoría de la conspiración” detrás de los conflictos, es decir que hay quienes los instigan, sin preocuparse primero por el diálogo y la escucha de las comunidades y poblaciones que tienen sus agendas locales, preocupaciones y propuestas que no se ha estado en disposición de escuchar antes de tomar decisiones sobre proyectos.

Estas son algunas reacciones luego del discurso del presidente Kuczynski, que esperamos que sus decisiones puedan ir eliminando como preocupaciones, y dejando tan sólo como esperanzas que se puedan ir forjando en los siguientes cinco años.

  1. Popular
  2. Tendencias

Calendario

« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31