Comunidades de Chumbivilcas-Cusco protestan ante falta de cumplimiento de acuerdos por parte de minera Las Bambas

Desde la medianoche de este lunes 13 de mayo, pobladores de cuatro comunidades del distrito de Colquemarca (Lacca Lacca, Yanque, Parccobamba y Gran Chico), perteneciente a la provincia de Chumbivilcas, Cusco, han bloqueado la carretera del corredor minero sur como forma de protesta contra la minera MMG Las Bambas y el gobierno peruano por incumplimiento de compromisos con las comunidades mencionadas.

A través del corte de la carretera, que atraviesa decenas de comunidades de Arequipa, Apurímac y Cusco, los pobladores exigen que se cumplan los compromisos, entre ellos la construcción de vías de comunicación, obras de saneamiento básico, de educación y salud. De acuerdo con Fortunato Gallegos Pacheco, representante del Frente Único de Defensa de los Intereses de Colquemarca, el año pasado, la empresa minera MMG Las Bambas instaló mesas de diálogo para establecer acuerdos que beneficien a sus poblaciones, sin embargo, hasta el momento, ninguno de los acuerdos ha sido cumplido por parte de la empresa. Antecedente que explica el cansancio y la frustración en las comunidades, que, por medio de una asamblea, acordó movilizarse para presionar a la empresa y exigir el cumplimientos de los compromisos pactados.

Además del incumplimiento de los compromisos mencionados, las comunidades también exigen la firma de un convenio marco con la minera y que se declare a las comunidades como zona de influencia directa en la cuarta modificatoria del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Las Bambas. Estudio con el que la empresa pretende extender su operación hacia un nuevo tajo denominado Chalcobamba. De acuerdo con el ex dirigente del Comité de Lucha del Corredor Minero de la provincia de Chumbivilcas, Luis Huamaní Fuentes, ninguna de estas exigencias se han cumplido hasta el momento: “lo que se estableció fue que las declararan como zonas de atención especial, lo que implicaba que se les brinde mejoras en los servicios de salud, educación y laborales, sin embargo, esto tampoco se ha cumplido por parte de la empresa Las Bambas.” Huamaní expresa que solo están exigiendo el cumplimiento de sus derechos, y buscan ser actores económicos importantes, ser parte de la cadena de valores de la empresa, pero esto “solo ha quedado en papel”.

Cabe resaltar que, de acuerdo con el representante del Frente Único de Defensa, Fortunato Gallegos, este incumplimiento de acuerdos no solo lo padecen las comunidades del distrito de Colquemarca, sino también comunidades de Capacmarca y Valille. Tanto es así, que comunidades de este último distrito realizaron acciones de protesta contra la empresa minera por la misma razón, falta de incumplimiento de acuerdos, sin obtener hasta ahora resultados favorables.

Si la empresa sigue incumpliendo los acuerdos, Huamaní pronostica que más comunidades se sumen a las protestas, lo que generaría que se extienda el tiempo de movilización acordado previamente. Por su parte, Fortunato Gallegos critica que el Estado peruano no vele por los derechos de las comunidades, mientras que sí apoya y protege a las empresas mineras que vienen ingresando a sus territorios, ante lo cual se ven obligados a protestar. Y resume la experiencia de que a pesar que “el pueblo sale a exigir lo que se acuerda y lo que les corresponde, el gobierno manda a policías”.