La Red Muqui, colectivo de 29 instituciones que promueven la defensa de los derechos humanos y del medio ambiente en 11 regiones del país, frente al manejo de la crisis del Covid-19 por parte del gobierno nacional, y reconociendo los esfuerzos que se vienen haciendo en algunos sectores, queremos manifestar a la opinión pública lo siguiente:

 

1.- Nos preocupa enormemente los impactos que el Covid-19 viene generando en los territorios y la vida de los pueblos indígenas de la amazonía y las comunidades campesinas andinas, cuya postergación histórica continúa también con este gobierno, que no ha tenido la suficiente capacidad para elaborar ni implementar planes de acción para salvaguardar su integridad. En ese sentido, nos sumamos al llamado de las organizaciones indígenas y campesinas nacionales que se han pronunciado para exigir al gobierno que se tomen medidas urgentes e inmediatas para proteger la vida y la salud de nuestros compatriotas, mucho más en contextos extractivos. Además, instamos a las autoridades competentes a tomar acciones inmediatas e integrales, asignando para ello un mayor presupuesto.

 

2.- Durante el tiempo que lleva la cuarentena, los gremios empresariales del país como la SNMPE y la CONFIEP han ejercido una presión política muy fuerte al gobierno nacional para que su sector sea el que menos pierda en esta crisis. Para ello, el gobierno ha emitido una serie de normas que van desde la exceptuación de la actividad minera del Estado de Emergencia, o la reciente norma aprobada que permite la aplicación de la mal llamada “Suspensión Perfecta de Labores” que, en la práctica, permite el despido de los trabajadores, entre otras acciones. Creemos que el derecho a la vida, la salud y al trabajo están por encima de los intereses económicos empresariales. Lamentamos que el gobierno haya cedido a las presiones de las grandes empresas.

 

3.- Llamamos la atención sobre la situación de salud de los trabajadores mineros. Desde la Red Muqui hemos registrado hasta el momento más de 240 trabajadores contagiados por el Covid- 19 en empresas mineras como Antamina, Cerro Verde, Tinka Resources, Nexa Resources, HudBay, Chinalco, Bateas, entre otras, así como la empresa almacenadora de minerales, Impala. Recientemente la empresa Antamina ha emitido un comunicado señalando que ha evacuado a todos sus trabajadores hacia Lima y están realizándoles las pruebas de descarte debido a que hay más trabajadores contagiados. Por ello, insistimos en señalar que la aprobación del protocolo sanitario para los trabajadores mineros es insuficiente. El documento contiene serios vacíos como el hecho de no realizar pruebas de descarte del virus a los trabajadores mineros de forma obligatoria y, además, no se ha tomado en cuenta la opinión de los sindicatos mineros. Éstas y otras medidas omitidas para evitar el contagio en los campamentos mineros y las comunidades locales, es una irresponsabilidad que pone en peligro la vida y la salud de estos peruanos y peruanas.

 

4.- Finalmente, tras la ampliación del Estado de Emergencia hasta el 10 de mayo, afirmamos la necesidad de tener en cuenta la reciente Resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la “Pandemia y derechos humanos en las Américas”, que conmina a los Estados a “Proteger los derechos humanos, y particularmente los DESCA, de las personas trabajadoras en mayor situación de riesgo por la pandemia y sus consecuencias. Es importante tomar medidas que velen por asegurar ingresos económicos y medios de subsistencia de todas las personas trabajadoras…”.

En ese sentido, la Red Muqui plantea la urgencia de una justa redistribución de la riqueza, que considere la necesaria reforma fiscal. Por ello, nos sumamos a la demanda de un bono realmente universal, que no deje ninguna persona ni familia fuera de la posibilidad de cumplir la cuarentena de forma adecuada y que no sigan pasando situaciones como las que se han presenciado en las últimas semanas: personas y familias enteras intentando volver de la ciudad de Lima a sus lugares de origen, porque ya no cuentan con recursos para sobrevivir en la ciudad, exponiendo su vida y salud.

 

Lima, 27 de abril del 2020.