Por: Jaime Borda / Secretario Ejecutivo de Red Muqui

Las ultimas semanas hemos asistido a una campaña millonaria y mediatica sin precedentes en nuestro país por parte de los gremios mineros. La campaña, además, ha estado acompañada de una serie hechos que quisiéramos resaltar: primero fue el caso del anuncio del cierre de minas en el sur de Ayacucho, aquí las mineras dijeron que ellos no van a permitir ningun tipo de cambio y que ampliarán sus operaciones, señalando que el gobierno se opone a la minería. Luego está el anuncio de suspensión de operaciones de la minera Las Bambas, señalando que no hay condiciones para trasladar los minerales debido al bloqueo de vías, intentando condicionar al gobierno para que “restablezca el orden” en la zona; y finalmente esta semana los gremios mineros han logrado que, en el Congreso, la comisión de Constitución deniegue el pedido de facultades para la reforma tributaria en el sector minero. Para las mineras los reponsables de los hechos mencionados son el Estado y las comunidades radicalizadas, para ellos no hay ningún cambio o reforma que hacer, así lo han señalado en una reciente conferencia de prensa realizado por la CONFIEP, la SNMPE, Minera la Bambas, y otros aliados.

Sobre la reforma tributaria planteada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) el día de ayer las comisiones de Constitución y Economía en el Congreso de la República desestimaron los puntos referidos a incrementar los impuestos a las sobre ganancias de las empresas mineras, entre sus argumentos estaba que el gobierno de Castillo no genera confianza. Finalmente, el día de hoy el pleno del Congreso decidió otorgar facultades legislativas al Gobierno, pero de manera parcial, tal como ya estaba previsto. Fueron 96 votos a favor y 18 en contra. Sobre la reforma tributaria en el sector minero al parecer el lobby minero y su campaña millonaria de desinformación han surtido efectos. Como se sabe, las empresas mineras vienen obteniendo sobre ganancias entre los años 2006 al 2014 y de agosto 2020 a la actualidad, debido a que el precio de la libra de cobre ha superado los 3 dólares. Por lo tanto, si corresponde a una mayor tributación minera.

En relación a la millonaria campaña de desinformación que han iniciado los gremios mineros, que no quieren que nada cambie en este sector, se argumentan varias cosas, se construyen una especie de mitos que no son ciertos. Entre ellas se dice que cualquier reforma o cambios ahuyentará la inversión privada, que no es el momento de hacer reformas en el sector minero y que son tanto el ejecutivo nacional como los gobiernos locales quienes no gastan eficientemente el dinero recaudado, es decir los unicos responsables de esta situación son las comunidades y las autoridades locales y regionales. Lamentablemente, con los recientes anuncios de suspensión de operaciones de Las Bambas y Nexa Resources, lo que se busca es condicionar al gobierno para que en nombre de “la seguridad jurídica, orden y estado de derecho” se detengan estas reformas, como ya lo han hecho, y por el contrario se use la fuerza policial para que se reprima a las comunidades afectadas por la minería.