Por: Jaime Borda / Secretario Ejecutivo de Red Muqui

 

El pasado domingo en la noche la mayoría de peruanos y peruanas hemos presenciado por televisión nacional por fin la llegada de la vacuna, pocos hechos como este generan un nivel de reacción positiva y de esperanza a la vez en la población, muchos coincidimos en que se han cometido demasiados errores en la gestión de esta pandemia en el país y que viene costando la vida de miles de nuestros compatriotas, pero sin duda la llegada de la vacuna ayuda a encarar de mejor forma la dramática situación que estamos viviendo.

Como ya lo ha informado el Ejecutivo la vacuna llegará de a pocos, mientras tanto lo que ahora escasea es el oxígeno. No hay lamentablemente una respuesta adecuada desde el gobierno a esta carencia, el presidente Sagasti el domingo pasado solicitó públicamente a las empresas mineras que colaboren en la producción de tan preciado bien, a los días uno de los funcionarios de la minera Souther Perú respondió que esto era imposible, debido a que en el Perú había solo dos empresas de fundición que podrían producirla y que en este momento solo estaba operativa una y que ya no podía producir más. Dicho esto, la situación no está resuelta y el gobierno ha decretado la ampliación de la cuarentena hasta el 28 de febrero.

A la par de esta situación, la semana pasada hemos conocido del contagio en los campamentos mineros y cómo las empresas mineras no asumen su responsabilidad en estos casos. Hace algunos días la junta directiva del Sindicato de Obreros Mineros de Shougang Hierro Perú y anexos confirmó la muerte de cinco trabajadores mineros, y que tanto SUNAFIL, MINSA, y la misma empresa no se han pronunciado sobre estas muertes. Seguramente casos parecidos están ocurriendo en otras empresas mineras, pero ante la amenaza de despido o represalias muchos trabajadores no denuncian esta situación. Cabe recordar que el año pasado hubieron más de 12 mil trabajadores mineros contagiados por la Covid-19, de acuerdo a la denuncia de la Federación de Trabajadores Mineros y un documento del MINSA que se filtró.

De otro lado, un hecho que merece ser comentado es lo afirmado por la señora Rosa María Palacios, quien en una entrevista por redes sociales señaló que “No se contamina nadie con plomo, que eso es una caricatura para asustar a los niños de izquierda”, tal afirmación a generado la reacción de cientos de personas en las redes sociales en contra de la periodista, quien niega una realidad que venimos denunciando hace años, en el caso de Pasco las mismas familias y sus hijos han venido a Lima a reclamar atención del Estado, algo que hasta ahora no se hace efectivo, y podemos encontrar múltiples casos de contaminación a la salud humana por metales tóxicos; es más el mismo Estado a través de informes de CENSOPAS y MINSA reconoce esta realidad.

Finalmente, aun con todas campañas en contra los afectados por metales tóxicos, en el país vienen avanzando con la implementación de sus demandas. Esta semana se ha hecho público la aprobación del “Reglamento Interno de la Comisión Multisectorial Temporal para el Abordaje Integral e Integrado a favor de la Población Expuesta a Metales Pesados, Metaloides y Otras Sustancias Químicas Tóxicas», algo que saludamos y reconocemos desde la Red Muqui.