El último viernes 17 de diciembre la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, firmó un decreto supremo que aprueba el Plan Especial Multisectorial para la atención integral de afectados y afectadas por Metales pesados, metaloides y otras sustancias químicas tóxicas (PEM), documento que fue trabajado durante un año por una comisión multisectorial liderada por el Ministerio del Ambiente y con participación de la Plataforma Nacional de personas afectadas por metales tóxicos.

El PEM representa un avance en los esfuerzos de atención integral de las problemáticas en los territorios afectados por la minería e hidrocarburos. El plan convoca a los sectores a articular mejor la intervención del Estado y a dar cuentas en colectivo. Visibiliza la importancia de los determinantes de la salud: los factores sociales, biológicos, culturales, sanitarios y económicos, para la atención integral de 14 zonas y regiones.

Desde la Mesa de Salud Ambiental y Humana saludamos la aprobación del PEM. Esta política es un reconocimiento muy importante a la lucha de miles de afectados y afectadas por metales pesados, metaloides y otras sustancias químicas tóxicas a lo largo de todo el país.

A su vez, muestra la voluntad del gobierno de respetar y dar continuidad a los diálogos con la ciudadanía. Es un reconocimiento a la lucha de Chiriaco de Amazonas, Cuatro Cuencas y Cuninico de Loreto, San Marcos de Ancash, Cajamarca, Lima región, Espinar de Cusco, Puno, Torata de Moquegua, Cerro de Pasco y La Oroya de Junín que han batallado contra un Estado ausente o tendiente a beneficiar la inversión minera y petrolera desestimando la prevención y la atención integral de las personas afectadas por metales pesados y otras sustancias tóxicas.

Para las y los afectados los ejes aprobados son fundamentales para garantizar un abordaje multisectorial efectivo y eficaz. Este ha sido el tema central de la lucha. La integralidad de la atención se ve respaldada en los ejes probados: 1) Gestión de la calidad ambiental para la salud de la población, 2) Gestión integral de la salud y saneamiento, 3) Institucionalidad. Estos deben servir para fortalecer la gobernanza y optimizar el desempeño intersectorial e intergubernamental en la atención a las poblaciones afectadas por metales tóxicos.

Por estos motivos, es necesario que esta política nacional se promulgue prontamente y se instale la comisión de implementación y seguimiento a sus metas, para así avanzar en la atención efectiva de los más de 10 millones de personas expuestas a la contaminación por metales tóxicos.

Información y comunicación a la prensa al:

Karem Luque – 951 412 661 – Mesa Técnica de Salud Ambiental y Humana.

 

20.12.2021.