Compartimos el pronunciamiento del Pacto Eco-social del sur, del cual Red Muqui es miembro; frente a la crisis política en el país.

«¡Perú despertó! ¡Por la refundación del Perú! Hoy, Perú ya no es el mismo país que antes. Perú es otro, porque despertó con una fuerza imparable, liderado por su juventud, diciendo basta a una institucionalidad política y económica construida a la medida de los más poderosos. Esa juventud logró parar el golpe de los corruptos, y ahora ha abierto la posibilidad de un futuro distinto para el país.
Sabemos que la jornada de lucha de estos días surge de otras acciones, en las que los pueblos del Perú tomaron calles, plazas, lagunas, cerros y ríos en los últimos años, en defensa de la salud, la justicia, el derecho de decidir sobre sus cuerpos, por el trabajo y la vida digna, frente al racismo y la discriminación, contra la violencia, y en defensa de sus culturas y sus territorios.
Es evidente que todas estas luchas ahora han confluido en este rechazo potente y legitimo del golpe a la democracia y al pueblo peruano. Con ello, la movilización peruana, se ha entrelazado con el mismo gesto del año pasado en Chile, Ecuador y Colombia. Percibimos que son tiempos de cambio en el Perú, como en Nuestra América/Abya Yala.
Por ello, desde el Pacto Eco-social del Sur queremos solidarizarnos, y sumarnos humildemente a esta vuestra lucha, expresando lo siguiente:
• La renuncia del gobierno de Merino es una victoria de la gente, que ha parado a un nuevo intento de los sectores más oscuros, corruptos y autoritarios de mantenerse como propietarios del país. La sociedad peruana ha ratificado con una fuerza sin precedentes que nunca más aceptará dictaduras, golpes o manipulaciones de estos sectores.
• La violencia desatada de parte de las fuerzas represivas por órdenes con clara responsabilidad política en el ejecutivo, no puede quedar impune. Urge justicia para quienes perdieron la vida y sus familiares, como para les herides.
• Esta violencia se suma a la misma represión que ha costado vidas antes en Cajamarca, Bagua, Islay y Cotabambas, entre otros. Debe parar la criminalización de la protesta y la disidencia. Y es imperativa la reforma de las fuerzas del orden, para que dejen de ser verdugos del pueblo.
• El corto periodo del ilegitimo e ilegal gobierno de Merino, es solo un episodio más de una crisis política que evidencia el agotamiento y profunda corrupción del modelo político y económico heredado de la dictadura y del neoliberalismo. Los cientos y cientos de miles de personas en la calle han dicho: “Ya Basta” con este modelo, y están exigiendo una sociedad y una democracia realmente distinta.
• Por ello, nos sumamos al llamado de un proceso constituyente, impulsado desde los pueblos, los movimientos y sus organizaciones. Un proceso que, a la vez, enseñará a construir una democracia genuina, y logrará nuevas reglas de juego, para que los pueblos del Perú puedan recuperar su país y vivir bien.
Gracias a la fuerza de la movilización y particularmente de la juventud, hoy el futuro está abierto en el Perú, igual que en Chile, como también está cambiando el rumbo de toda la región nuevamente.
Queda muchísimo por hacer. Las personas y organizaciones que promovemos el Pacto Ecosocial del Sur nos mantendremos en este camino»