El día de ayer en la noche, miércoles 6 de mayo, la empresa minera Southern emitió un comunicado en el que señala que identificaron a un trabajador  portador del COVID-19, a través de una prueba rápida serológica. El trabajador pertenece a la unidad productiva de Ilo, que es la planta donde se procesa el cobre que extraen de las minas de Toquepala (Tacna) y Cuajone (Moquegua).

Agregan que el trabajador ha iniciado su aislamiento social y también los trabajadores que trabajaban en la misma sección de él, «a pesar que todos dieron negativo en las pruebas serológicas».

Señalan que están siguiendo de cerca el estado de salud del «colaborador», quien no presentó síntomas, y descartan que haya sido contagiado en su ámbito de trabajo.

Como es de conocimiento público, dar negativo a las pruebas rápidas serológicas no implica que no puedas tener el virus. Para tener una certificación 100% de ello es necesaria la prueba molecular.

La empresa agrega en el comunicado que han gestionado la compra de un lote de pruebas rápidas para aplicarlas progresivamente a la totalidad de trabajadores de las 3 unidades de producción: Ilo, Toquepala y Cuajone.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con este caso, asciende ya a 265 la cifra oficial de trabajadores mineros contagiados con COVID-19 en el sector minero, reportados por las empresas mineras, SUNAFIL y las Direcciones Regionales de Salud. El día de ayer, miércoles 6 de mayo, el sindicato de trabajadores de Chinalco reportó un caso más que fue evacuado del campamento minero de Tunshuruco,  y exigen transparencia a la empresa minera Chinalco. Ante las exigencias, SUNAFIL anunció que visitaría el campamento mencionado.