En el octavo día de paro en la provincia de Espinar, región Cusco, en que la población y comunidades de toda la provincia exigen un bono humanitario de 1mil soles para enfrentar la crisis sanitaria, alimentaria y económica, de los fondos destinados del Convenio Marco acordado desde el 2013 entre la empresa minera Glencore Antapaccay, los Frentes de Defensa y las autoridades del Estado; ya van 3 personas heridas en el hospital de la provincia: Oscar Vicente de 17 años; José Amilcar de 16 años; y Wilber Hiyachoque de 26 años.

La población espinarense ha solicitado este bono humanitario y la reformulación del Convenio Marco desde hace dos meses y medio y las autoridades del Estado: alcalde provincial y alcaldes distritales de la provincia lo han aceptado junto a los dirigentes sociales en el Comité de Gestión del Convenio Marco que actualmente tiene 86 millones de soles – de acuerdo a las palabras del alcalde provincial de Espinar, Lolo Arenas- ; sin embargo, la empresa minera no ha asistido a las reuniones y ha mostrado su negativa a que se destine parte de los fondos que da para el bono humanitario.

Frente a ello, la población espinarense convocó a una paralización indefinida desde hace 8 días, debido a que, en palabras de los dirigentes del Comité de Lucha, no se han visto beneficiados por los proyectos de inversión que desarrolla la Fundación Tintaya de la empresa minera Glencore Antapaccay con los fondos destinados al Convenio Marco.

La provincia de Espinar ya tiene más de 35 años de actividad minera, y actualmente hay más de 1000 personas con metales tóxicos en sus organismos de acuerdo a los diversos estudios que ha realizado CENSOPAS (MINSA. No obstante, la contaminación ambiental continúa en la provincia y no se han desarrollado proyectos de envergadura en estos años. En esta pandemia, también se registran hasta ahora 48 trabajadores con Covid-19 de la empresa minera Glencore Antapaccay.

Lamentablemente el día de hoy ya se registran oficialmente 3 heridos, y ya hay en la zona más de 200 policías y 100 militares que siguen incrementándose. Durante la noche de hoy, miércoles 22 de julio, la PNP ha ingresado también a la ciudad de Espinar y reprimido a los manifestantes. En estos días el conflicto se desenvolvía en medio del territorio de las comunidades Tintaya Marquiri y Coporaque.

Como señala DHSF, que se encuentra en la zona de conflicto: “hasta el momento no hay información oficial sobre detenidos. No obstante, según testigos, la policía presuntamente habría intervino a más de 20 personas. Todo este grupo fue ingresado a un camión. Esto se produjo en el óvalo Cusco, Sicuani y Espinar, al costado del río Salado, aproximadamente a las 6:30 de la tarde”.

Desde la Red Muqui, reafirmamos lo que hemos señalado en un comunicado reciente conjunto con la CNDDHH y Derechos Humanos Sin Fronteras de Cusco: “Exhortamos al gobierno nacional y a la empresa minera para que a través del diálogo faciliten una salida a este conflicto, tomando en cuenta la grave situación de la pandemia del COVID-19, el derecho a la salud y la vida, y el derecho a un medio ambiente sin contaminación.

 

Del mismo modo, hacemos un llamado a la población de Espinar, a los representantes de las OSBs, y a las autoridades locales evitar caer en actos de provocación y de violencia -como los extraños hechos ocurridos el día lunes 20-, así como evitar la exposición y diseminación del Covid-19 a través de las aglomeraciones”.