Frente a la decisión del Juzgado de Investigación Preparatoria de la provincia de Huarmey, que dictó prisión preventiva por el periodo de nueve meses contra cinco ciudadanos del puerto Huarmey de la provincia de Ancash el 4 de noviembre, por presuntamente agredir a efectivos policiales el 1 de noviembre cuando protestaban en el ingreso del campamento minero de Punta Lobitos, perteneciente a la empresa Antamina; el abogado de los detenidos, Rommel Colonia Quispe, presentó un recurso de apelación el 9 de noviembre, para que los protestantes puedan afrontar el juicio en libertad, debido a que no tienen peligro de fuga y porque no existe ningún medio probatorio que los vincule directamente  a la acusación señalada por la Fiscalía.

La Fiscalía sostiene que el 1 de noviembre, los implicados habrían agredido con palos, botellas y piedras a los efectivos policiales. Los elementos de convicción son declaraciones del comandante de Huarmey, de efectivos policiales, fichas de Reniec, tres videos, y una denuncia del 29 de octubre, en que ocurrió una protesta contra Antamina. Sin embargo, en los tres videos presentados por la Fiscalía no se observa a los detenidos agrediendo a los efectivos policiales.

Los 5 ciudadanos que hacían parte de los protestantes del puerto de Huarmey se muestran en los videos con sus pancartas y banderolas. De parte de los efectivos policiales tampoco hay algún certificado médico ni hay algún lesionado.

Además, los detenidos no se resistieron al momento de la detención y no se les incautó ninguna piedra, ni palo y botellas.

El alcalde provincial emitió un comunicado donde señala que: “resulta ser para estos pobladores un exceso(…) ya que son personas conocidas en Puerto Huarmey y tienen arraigo familiar”, señalo el alcalde provincial, Elmer Dueñas.

Para el abogado de los detenidos, «lo que ha primado es el estado mediático, que los protestantes han chocado contra Antamina, una empresa de alto rango económico». Aproximadamente en un mes máximo se verá la apelación en el juzgado de apelaciones de Chimbote. El abogado está convencido que dejarán en libertad a los detenidos, que actualmente se encuentran en el penal de Cambio Puente.