Desde el año 2003, la comunidad de Tantarcalla, ubicada en el distrito de Huanoquite, provincia de Paruro, Cusco, viene enfrentando  un juicio a través del cual peligra su hogar. El hacendado Luis Gustavo Paz Vizcarra denunció el título de propiedad del territorio de más de 200 hectáreas en la que se encuentra ubicada la comunidad, reclamando que este es una herencia de sus padres.

Sus representantes, sin embargo, alegan que las familias de Tantarcalla forman parte de una comunidad indígena que ha estado viviendo desde hace más de 100 años en el territorio. En total han sido tres los juicios que han enfrentado y solo el primero fue favorable a la comunidad. La última sentencia dictada por el juez Luis Peña Mendoza falló en contra de la comunidad. El juez dictaminó que las familias deben desalojar la zona de la propiedad adjudicada, ahora, al hacendado Paz Vizcarra.

Como señala la vicepresidenta de la comunidad, Victoria Quispe Castillo, en conversación con Red Muqui, en 1926 fue reconocido el plano de la comunidad e inscrito en registros públicos, oficializando, de esta manera, el título de propiedad de la comunidad sobre ese terreno. Sin embargo, señala que en el proceso de juicio, el hacendado logró anular el título de propiedad de la comunidad, y que, en el 2017, en medio del juicio, inscribe el título de propiedad a nombre suyo.

Además, Victoria Quispe señala que 18 comuneros han sido denunciados por el hacendado por usurpación, por lo cual ahora están pagando una indemnización. “Esto es injusto porque estamos pagando por nuestro propio territorio”, comenta la vicepresidenta.

El pasado 18 de marzo el hacendado llegó a la comunidad con la policía para exigir, de manera pacífica, que se entregue el terreno. Sin embargo, los comuneros lograron que se firme un acta para conseguir tiempo, y con eso tratar de suspender la ejecución de la sentencia. De acuerdo con Victoria Quispe, el abogado querellante sí o sí solicitaba que se desalojara el territorio, a pesar de que en él había niños y ancianos.

Los representantes de la comunidad visitaron   Lima el 29 de marzo y el 18 de abril para poder reunirse con autoridades y denunciar su caso. De acuerdo con Victoria Quispe, los representantes se reunieron con Margot Palacios, de la Comisión de Pueblos Indígenas, con representantes de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), y con representantes del Ministerio de Cultura. El objetivo, buscar una solución al problema; y exigir a los representantes del Estado la detención del proceso de desalojo judicial. La respuesta de los funcionarios ha sido que los comuneros tienen que acudir a la para  encontrar  una solución a su angustiante situación.