Faltan pocos días para que Pedro Castillo juramente como presidente de la República el 28 de julio y de su mensaje central sobre las políticas públicas que piensa impulsar durante sus primeros meses de gobierno, así como la presentación del gabinete ministerial que lo acompañará para la implementación de sus medidas. Durante estos días el electo presidente ha anunciado que convoca a todos los sectores políticos a trabajar por el país, incluida Keiko Fujimori. Frente a este escenario, hay muchas expectativas desde las comunidades y organizaciones sociales del país, que jugaron un rol importante para la victoria de Pedro Castillo.

El día de hoy, 23 de julio en la entrega de su credencial como presidente de la República en el JNE, Castillo acaba de declarar que respetará la institucionalidad respetando esta Constitución, pero que esta debe ser evaluada por los peruanos y peruanas, para que sea el pueblo quien determine si quiere una nueva Constitución o no.

Asimismo, añadió que “venimos a gestar el verdadero modelo peruano. No vamos a distraernos en otras cosas. Rechazo que vamos a traer modelos de otros países”. Y precisó que las principales acciones que tomará serán las que le permitan combatir la pandemia para reactivar la economía de todos los peruanos.

Para esta semana clave, conversamos con Mario Chirapo, uno de los voceros de valle de Tambo, para que nos comparta las expectativas de los sectores organizados del valle. Mario ha estado acampando junto a cientos de personas desde hace más de 50 días frente al JNE, exigiendo la proclamación de Castillo como presidente.

“Como valle de Tambo, esperamos que el 28 de julio el presidente Castillo se ratifique en decir no al proyecto minero Tía María. Hemos tenido una reunión con él en días pasados para presentar proyectos agrícolas, la necesidad de implementar la petroquímica para el sur, apoyo a la ganadería, pesca y turismo en el sur y todo el Perú para no depender solo de la actividad minera”.

Mario Chirapo agrega, que en la reunión también el presidente reconoció la importancia de trabajar la siembra y cosecha de agua, como lo señaló en el debate presidencial. “Hablamos de impulsar el desarrollo productivo y sostenible donde la población y el Estado no haga un conflicto social, que los proyectos salgan de la población con sus profesionales que tiene cada distrito, provincia, región”.

Sobre la Constitución, Mario precisa que todas las organizaciones a nivel de la macro sur, piden el cambio de la Constitución para tener una economía de los pueblos. “Ese debe ser el mensaje principal el 28 de julio”.

Sobre el gabinete, el vocero de valle de Tambo precisó que los ministros deberían ser personas que conozcan las problemáticas de las comunidades y poblaciones de las regiones del país, sobre todo la problemática minera y ambiental. En ese sentido, señaló que los economistas Pedro Francke, Juan Aste, Humberto Campodonico, cumplen ese perfil. ”Si es así podríamos tener la seguridad que van a apoyar a la población”.

Sobre la criminalización de la protesta, señaló que están conversando con los congresistas electos y esperan trabajar con quien sea designado como ministro de Justicia para derogar las leyes represivas que tiene el Estado y que las han vivido en carne propia en el valle de Tambo de la provincia de Islay, Arequipa.

Sobre el rol de los movimientos sociales, Mario precisó que a nivel de la macro Sur se están articulando con las organizaciones de Cusco, Arequipa, Apurímac, Moquegua y Tacna para empujar los cambios que el país necesita, siendo un nexo con el gobierno, y empujar el cambio de Constitución.

De la misma opinión es Félix Suasaca, presidente del Frente Único de Defensa de la cuenca del río Coata de Puno, quien espera que Castillo en su mensaje a la nación convoque políticamente al pueblo peruano para gestar una nueva constitución plurinacional que proteja los derechos colectivos del pueblo y recupere la soberanía de nuestro país.

“La nueva constitución tiene que llevarse sí o sí, vía consulta o vía asamblea popular constituyente. Si Castillo no lo convoca, el pueblo lo convocará. Nuestra exigencia es clara desde la macro Sur a punta de luchas porque solo así el Estado peruano responderá a nuestras exigencias de cambio”.

“En Puno el pueblo apoyó a Castillo y lo que queremos es que Pedro en su mensaje de toda la autoridad al pueblo, y las instituciones no sean copados por el partido sino por representantes del pueblo en general y no solo de la élite limeña”.

El dirigente Suasaca agregó que Castillo debe señalar que “hay que salvar la vida humana de hombres, mujeres y niños que vivimos con metales pesados en el cuerpo, con aguas contaminadas a su alrededor. Salvar los ríos y lagos como el Titicaca, contaminados por la actividad minera y otros agentes contaminantes y reconocer la importancia de estas cuencas y el agro para un desarrollo sostenible”.

Asimismo, precisó que se deben cambiar las leyes que dan estabilidad tributaria las grandes empresas mineras.

Sobre el eje ambiental, que es una problemática importante en Puno, señaló que Castillo debe anunciar la realización de proyectos que recuperen las áreas degradadas, así como el fortalecimiento de la atención primaria de salud y la construcción de hospitales con atención especializada para las personas afectadas por metales tóxicos.

Sobre el gabinete ministerial que asumirá la conducción del país, precisó que “deben ser inclusivos y que traten bien a la gente del Perú profundo. Ministros y viceministros con arraigo del pueblo, mas no lo que viven en los distritos de la elite limeña”. Recordó que durante sus múltiples visitas a lima, cuando iba a reuniones en los ministerios le decían que para entrar tenía que sacarse su sombrero.

Finalmente, sobre el rol del movimiento social, precisó que el nuevo gobierno debe respetar la autonomía de las organizaciones sociales. El Frente Único de Defensa de la cuenca del Coata pertenece a la Plataforma Nacional de Afectados y Afectadas por Metales Tóxicos, Metaloides y otras Sustancias Químicas, que a la vez agrupa a organizaciones de 16 regiones. “Nosotros defendemos los derechos humanos de nuestras comunidades, el derecho a la vida, al ambiente y a la salud y el gobierno tiene que escucharnos”.